sábado, abril 27

Estudiantes 1 - Boca 0: ¡Al fin!

Foto: Olé
Con gol de Maxi Nuñez ganamos el primer partido del campeonato, y rompimos la tremenda racha sin victorias que llegó a 11 partidos (10 en este torneo), son tres puntos que necesitábamos de manera urgente para romper esa sensación de que no íbamos a volver a ganar nunca más!

Pellegrino en su segundo partido como DT, respetó el esquema de su debut ante Quilmes: línea de cuatro atrás, dos volantes centrales, tres mediocampistas por delante y Zapata como punta. En este encuentro tuvimos menos la pelota, y cuando la recuperábamos no sabíamos que hacer, sobre todo en el primer tiempo.

Si bien hubieron algunas desinteligencias atrás, se vio compromiso y sobre todo CONCENTRACIÓN para buscar todas las pelotas, cerrarse bien luego del gol y no complicarse para sacarla. Todos conceptos básicos pero necesarios e imprescindibles para empezar a ganar confianza y armar un equipo.


Sin dudas Rulli se ganó el puesto, fue el responsable de la valla invicta, en el primer tiempo sacó dos pelotas excelentes, seguro para rechazar con los pies y sin problemas de arriba. Le falta direccionar bien los saques desde el fondo, en varias oportunidades fueron para Auzqui, que claramente llevaba las de perder por arriba en vez de tirársela a Zapata que tiene más aguante.

Nuñez fue lo más peligroso en ataque, recibió varias faltas que nos dieron aire y fueron oportunidades para buscar el arco rival con pelotas paradas. Auzqui levantó en el segundo tiempo, también la aguantó cuando se la tiraron por abajo. Las principales falencias se dieron por el lado de Angeleri, lo desbordaron bastante y tampoco pudo pesar en ataque.

Un primer paso importante que como decíamos genera confianza, aire y tranquilidad para seguir trabajando durante la semana y buscar levantar en el torneo. Párrafo aparte para la gente, un Estadio Único que lució como en sus mejores épocas, bancando este momento desfavorable.

3 comentarios:

  1. Sirve para sumar de a 3 (que empieza a ser urgente) y generar confianza, pero no hay muchos cambios en el nivel, salvo por la actitud.

    Se ganó por la suerte (esquiva en otros partidos), por el arquerito (que parece no pesarle la responsabilidad y responde muy bien), por el árbitro (que no le cobró un claro penal al rival) y por Boca (que no pega una). Hubo cierto orden, pero todavía está lejos de ser esto fútbol bien jugado.

    Estudiantes es un equipo pobre, que no mereció perder cuando perdió pero tampoco ganar cuando ganó, como hoy. Está parado sobre una meseta de intrascendencia, por eso después de cada partido da la sensación de que el resultado lógico fuese un empate.

    Es importante lo que pasó hoy, más por el envío anímico que por otra cosa, pero todavía estamos a años luz de lo que fuimos hasta hace poco.

    Así y todo, confío en este cuerpo técnico y en los jugadores, sobre todo en los pibes. Hay material en los dos lados y creo ver ganas de recuperarse.

    Como dice PP, paciencia. Aunque a veces cueste retenerla.

    ResponderEliminar
  2. Tal cual Gerardo, todos sabemos que formar un equipo lleva tiempo, ahora tenemos que intentar cerrar el arco, sumar la mayor cantidad de puntos posibles y que Pellegrino vaya armando su base.

    Yo también confío en este cuerpo técnico, me gusta la actitud durante el partido y veo criterio en sus decisiones, lo cuál no es poco.

    ResponderEliminar
  3. Ganamos que a esta altura del campeonato no es poco y empataron Godoy y CASLA, así que les descontamos 2 puntos.
    A ver si con seriedad y trabajo vamos saliendo

    ResponderEliminar