sábado, marzo 8

Estudiantes 0 - Atlético Rafaela 0: Sin gol

Foto: FotoBaires
Con 7 fechas jugadas queda claro que sufrimos el mismo problema que el torneo pasado: la falta de gol, solo 5 goles en lo que va del Final. El equipo de Pellegrino jugó un buen partido, sobre todo en el segundo tiempo, donde buscó con actitud y una  presión permanente el ansiado gol. 

Lamentablemente todavía extrañamos a Duván Zapata, y esto no es una crítica a los actuales delanteros pinchas, pero las características son diferentes y el Negro tenía la cualidad de ser goleador: generaba ocasiones donde no las había, y las que tenía las metía. 

En defensa la dupla Desábato-Schunke está funcionando muy bien, el Chavo fue la figura de la tarde-noche platense, desde el fondo empujó al equipo en busca de los tres puntos, marcó, recuperó y hasta desbordó un par de veces. Tanto Goñi como Jara cumplieron por las bandas, el segundo encontró su lugar en la cancha, y se lo nota confiado para desbordar en ataque.

En el segundo tiempo Pato Rodriguez (entró por Mariano González) le cambió la cara al ataque: movedizo, pidió todas y generó chances claras para el equipo, es una alternativa más que interesante pensando en el domingo que viene. Otra noticia positiva fue la "no" amonestación de Gil Romero, el único que estaba comprometido con 4 amarillas.

Luego de un arranque excelente (3 jugados, 3 ganados), entramos en una racha de 4 partidos sin triunfos, con 1 derrota (Boca) y 3 empates (Newell´s, Belgrano y Rafaela). Si tenemos en cuenta los rivales y nuestra realidad, el balance es más que positivo, ahora se vienen dos encuentros de visitantes (Gimnasia y Vélez). Como dijo Palote Olivera al terminar el partido con Rafaela, "a dejar la piel para volver al triunfo".

¡Contanos cómo lo viste!


1 comentario:

  1. Ni aunque agranden el arco hasta el límite del área grande convertiríamos un gol.

    Atrás estamos bien. En el medio se presiona bien y se trata de cuidar la pelota y de trasladarla con criterio desde los defensores hasta los volantes y de ahí hasta abrir la cancha lo que más se pueda. Pero llegados al área, todo se diluye. Así vamos a perder pocos partidos pero también ganar pocos y los empates no sirven.

    Aunque tienen mucha responsabilidad en la falta de gol, toda entera no es de los delanteros: a veces las jugadas de quienes tienen que abastecerlos, aunque bien hilvanadas, tardan un segundo más de lo debido en definirse y ese segundo es el que les permite a los defensores rivales plantarse mejor para adivinarlas.

    Falta gol, pero aún insisto con esto: el equipo está. Hay que trabajar más, sobre todo ahora que se vienen dos partidos difíciles. Recién a partir de ellos sacaremos conclusiones de para qué estamos, porque ahora todavía no está claro.

    ResponderEliminar