lunes, octubre 15

La resignificación del siete

15 de octubre del 2006. Un antes y un después en la historia de los clásicos. El quiebre total de una paridad que ya no es tal. Un partido, un resultado que cambió la vida de todo hincha de Estudiantes y de Gimnasia.

¿Cuánta carga simbólica adquirió el número siete (7) en estos años? Probablemente la que merecía tamaña hazaña. Para cualquier Pincha, el 7 dejó de ser ese número feo para las cuentas, ese número impar, inútil y poco práctico, ese número que pasaba desapercibido, que nadie tenía en cuenta.

Desde hace 6 años, es el número de la suerte, el que te querés estampar en la camiseta. Vas a un casamiento y cuando te dicen que estás en la mesa 7, te sonreís y le haces un comentario al que te acompaña. Sacás una entrada para un espectáculo y pedís la fila 7, porque desde ahí ves bárbaro.  Si tenés que elegir una fecha del año, el 7 de julio asoma rápido en tu cabeza. Hasta soñás con tener un triple 7 en la patente del auto.

En cambio, el tripero lo sufre, lo padece, no lo quiere ver ni en figurita. No puede creer que su máximo (?) ídolo lo lleve en la espalda. En la ciudad donde gobiernan los números, ya no transita con la misma indiferencia por avenida 7, por el diagonal 77 o calle 77. Su película favorita dejó de ser Seven. Ahora toma Sprite en lugar de Seven-up.

El 7 a 0 no tiene remedio ni cura. Es una puñalada que no deja de sangrar. Es una enfermedad crónica. Un bacanal interminable. Una fiesta total. Gracias jugadores. El siete a cero no se olvida jamás.

10 comentarios:

  1. Excelente, y empezamos a jugarle al 7 en el casino y en el Loto!!!

    ResponderEliminar
  2. Felicitaciones Nolo, un antes y un después en la historia.

    ¡Lobo te comiste 7 te querés matar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias PP!

      Qué sería de este espacio sin el 7a0?!!

      Eliminar
  3. BREVE...

    CONTUNDENTE...

    IRREFUTABLE...

    BRILLANTE...

    ResponderEliminar
  4. Excelente el post.

    Lo único que difiero es en la parte que dice "ese número impar, inútil y poco práctico, ese número que pasaba desapercibido, que nadie tenía en cuenta." Recordemos que Farías (ídolo en época de vacas flacas) usaba ese número. Para mí ya había cierto reconocimiento.

    Igual, lo expresado en el post es totalmente cierto, el número ha calado hondo en el diario acontecer de la ciudad.

    ResponderEliminar
  5. Imagínense lo que va a ser el año que viene con este aniversario: se cumplirán 7 años del 7 a 0.

    ResponderEliminar